El Deber

En apenas 48 horas se elevó el número de personas contagiadas por Covid-19 en el departamento de Tarija, pues de 14 positivos pasó a 18, lo que puso en alerta a las autoridades.

Según informe del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Tarija, el jueves se registraron tres nuevos casos de coronavirus y el viernes otro, después de que las muestras de las personas sospechosas fueran procesadas en el laboratorio de biología molecular.

Entre los últimos cuatro casos positivos figuran una menor de 5 años, una mujer de 41 años y un joven de 18 años, de la provincia Cercado. El cuarto caso es el de un anciano de 85 años de Villa Montes, región que ahora tiene su primer contagiado.

Yacuiba y San Lorenzo son los otros municipios que tienen un caso positivo cada uno, aunque se conoce que el paciente de Yacuiba falleció.

La mayor parte de los infectados están en la ciudad de Tarija (provincia Cercado) y al menos 8 casos positivos están en un distrito citadino, donde el Sedes realizó este sábado un testeo rápido a sus habitantes.

Con estas pruebas rápidas se busca conocer la situación de salud en esa zona para definir las medidas sanitarias a ser aplicadas desde la próxima semana.

Tratamiento con plasma sanguíneo 

Por otra parte, el Sedes Tarija informó que impulsa la propuesta de tratar con plasma sanguíneo a pacientes con coronavirus. 

El director del Banco de Sangre, Etzel Arancibia, dijo que se hizo llegar una propuesta a la Gobernación para la adquisición del equipamiento necesario a fin de realizar la aféresis, que es una técnica destinada a la extracción y separación de los componentes de la sangre.

Su costo está valuado en más de medio millón de bolivianos, monto a ser financiado por la entidad subnacional.

“Se va utilizar plasma sanguíneo (rico en plaquetas) de pacientes curados para el tratamiento de las personas infectadas con Covid-19. Esperamos que en un par de meses se pueda implementar”, dijo Arancibia.

La propuesta del Banco de Sangre tuvo su respuesta inmediata con la contratación de una hematóloga especializada en Rusia que se encargará  de su implementación.

El director del Sedes, Paúl Castellanos, afirmó que una de las primeras acciones es la incorporación de la especialista y después la prioridad es adquirir el equipo para reforzar el Banco de Sangre, donde se hará la extracción del plasma sanguíneo.

Con el plasma sanguíneo, se podrá tratar no solo a los enfermos con coronavirus, sino también ampliar su uso en la medicina regenerativa, según se informó.



El Deber

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here